27 de febrero de 2010

El equipo A

A los que tuvimos la suerte de deleitarnos con las aventuras de Hannibal y sus muchachos, con la estruendosa y llamativa furgoneta, con la movida cabecera de la serie el “equipo A”, esta película nos llama la atención, esperamos que no se convierta en una mala copia de la mencionada serie, la de los muchos tiros, explosiones y vuelcos de vehículos, pero (y ahí sí que fue una curiosa e innovadora forma de hacer televisión) sin ningún muerto ni herido: todos los malvados se rendían después de una dura contienda con algún que otro moratón y con mucho polvo para sacudirse, pero diciendo eso “qué golpe más tonto me he arreado”. Del elenco de personajes siempre quedarán en nuestra memoria los inolvidables M.A., Fénix, El loco Murdock y el “cerebro”, el coronel Hannibal, ya sabéis, el de “me encantan que los planes salgan bien”. Muy arriesgada apuesta, que imaginamos intentará emular a la mítica producción televisiva, con buen elenco de actores, pero que cambia ligeramente de escenarios, se adapta a los tiempos modernos para no quedarse obsoleta. Suerte en taquilla, recordados héroes.
TÍTULO ORIGINAL: The A-Team
PAÍS  y AÑO: USA-2010
DIRECTOR: Joe Carnahan
GUIÓN: Michael Brandt, Derek Haas, Skip Woods SOBRE PERSONAJES CREADOS POR Stephen J. Cannell y Frank Lupo
FOTOGRAFÍA: Mauro Fiore
MÚSICA: Alan Silvestri
PRODUCTORA: 20th Century Fox / Dune Entertainment / Scott Free Productions / Stephen J. Cannell Productions
REPARTO: Liam Neeson, Bradley Cooper, Quinton "Rampage" Jackson, Sharlto Copley, Jessica Biel


The A-team, serie de la NBC emitida entre el 23 de enero de 1983 y el 8 de marzo de 1987, expandiéndose su difusión por casi todo el planeta televisivo, en la que un grupo de ex combatientes de Vietnam ejercen funciones de soldados de fortuna, acudiendo allí donde se precisa su ayuda, sobre todo para causas justas. Nunca pueden permanecer más de dos días en el mismo lugar, siempre perseguidos por un supuesto delito, el asalto al banco de Hanoi para conseguir fondos para la financiación de la guerra, hecho que realizaron cumpliendo órdenes superiores. Los trazos psicológicos de los distintos personajes fueron muy bien perfilados por los guionistas, dándoles diversas y muy acusadas personalidades, muy contradictorias, pero que confluían en una mayor que agrupaba al conjunto. Así, todos mantenían un apodo, acorde con sus habilidades: El coronel John Smith era “Hannibal”, en honor al mítico estratega cartaginés Aníbal, estaba interpretado por George Peppard; el sargento Bosco A. Baracus era “B.A.” (Bad Attitude), traducido en España por “M.A.” (Mala Actitud), lo recreaba el guardaespaldas, actor y boxeador Míster T; el capitán H.M. Murdock era “Murdock”, piloto de helicópteros y aviones, cuyo rol era perfectamente asumido por el actor Dwight Schultz; el teniente Templeton Peck era “Faceman”, o “Fénix” en España, bien interpretado por el actor Dirk Benedict, ya conocido por su intervención en Galactica, estrella de combate, se dedicaba a embaucar, a timar, a conseguir lo que el resto del equipo precisaba para sus misiones.

Siempre se asumió que estos ex combatientes de Vietnam habían cometido delitos horrendos en la contienda, lo que les había dejado marcados de forma ostensible, de ahí las siempre enguantadas manos del coronel Hannibal, intentando ocultar la manchas de sangre; o el cuello lleno de cruces, como si fuera un penitente que carga con su culpa, de M. A.; o la locura ostensible de Murdock; o la adicción al sexo del teniente Fénix. En fin, una magnífica producción televisiva cargada de matices y con luces y sombras en todos sus excelentes episodios. Tal vez nunca será superada, pese al supuesto tono ligero y de comedia simplona que aparentaban sus emisiones, pero fue innovadora y muy recordada, quedando alojada en el subconsciente colectivo de todos los que la vimos que todavía hoy rememoramos sus consignas, frases y muletillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada